Limpiadores

Para limpiar y cuidar las joyas de plata, oro, perlas y piedras preciosas, se emplean líquidos preparados con poder limpiador y sin agresividad con los metales ni las piedras (usar el adecuado en cada caso es muy importante). Además ofrecen la ventaja de su capacidad para limpiar recovecos y filigranas de difícil acceso con líquidos y gamuzas. Son de fácil y rápido uso, precisando un enjuague con abundante agua para después secar con un paño suave